CONTACTO

lunes, 7 de febrero de 2011

ALBÓNDIGAS


El sofá de mi casa es un chester, sabéis? esos sofás ingleses tapizados en capitoné (con botones) que hay en algunas consultas de médicos, salas de esperas de notarios y casas de algunos abuelos...No lo hemos heredado ni nada de eso... es nuevo nuevisimo, del 2009. Es un sofá precioso, es marrón chocolate, con una piel blandita y  de tres plazas. Es tan bonito que aparece en videoclips de muchos artistas, pero es igual de precioso que INCÓMODO!  El chester te llega por la mitad de la espalda, es frío en invierno y en verano se te pegan las piernas ( yo que siempre voy de vestido) pero desde que nos pusimos a pensar en un sofá para la casa nueva, vilque decidió este modelo como innegociable para lucir en el salón. y ahí está, para quedarse... está al fondo de la foto detrás de las albóndigas, lo veis?






LA CESTA DE LA COMPRA
2 huevos
400 g de carne picada
1 cebolla
2 dientes de ajo
unas ramitas de perejil
un pellizco de sal
un poco de pan rallado


PON LA THERMOMIX A FUNCIONAR
  •  Poner en el vaso de la Thermomix la cebolla y los dientes de ajo y picar 15 seg. a velocidad 5. Dejar en el vaso.
  • Añadir la carne picada, los huevos, el perejil, el pan rallado, la sal y mezclar a velocidad 6 hasta que esté todo bien mezclado (unos 20 seg.)
  •  Sacar la mezcla del vaso y formar las bolitas. Pasar por harina y un pelín de pan rallado y dorar en la sartén. Las hemos hecho sin salsa porque estamos un poco a plan, pero os propongo esta de aquí.

17 comentarios:

  1. Cómo me gusta venir por aquí... qué fotos.
    Y el capitoné!! me encantan, son super elegantes.
    No te quejes tanto que son preciosos, anda...ponte chandal en casa... ;-)

    ResponderEliminar
  2. Yo sólo veo unas albóndigas preciosas que me han dicho......... ven Tito ven! orvídate der sofá! y vente pacá que estoy aquí con mis amigos los canónigos y entre los 3 haremos un fiestón! bueno fiestón tú! jajajaa!!!

    queremos ver ese sofá Martaaaa!! pero más mejorrrr!!!!

    ;-)

    ResponderEliminar
  3. jajajajajja aysss y eske cuando hay algo innegociable no hay nada ke hacer! Menos mal ke nosotros en el sofá coincidemos y compramos uno de esos enoooormes eskineros ke caben 10 personas, porke cuando vienen mis hermanos/cuñados/sobrinas a casa ke es un día sí y otro también keríamos ke todo el mundo estuviera cómodo, así ke sacrificamos la mesa de comedor y lo ke tenemos es una mesa bajita, ke es más incómoda pa comer.... En fin.. Ke nunca llueve a gusto de todos ; ) Jeje, menuda charla... Esas albondigas deliciosas, a mi es ke me encanta, aunke ke no las suelo hacer mucho por pereza, cuando me apetece llamo a mi madre ke a ella le salen deliciosas!!

    Besos y ke pases un buen día!!

    ResponderEliminar
  4. jajajaja, me encanta la historia del sofá!!!! Es súper bonito, eso tienes razón, pero yo no puedo con los sofás bajos!!!! Las albóndigas deliciosas, yo alguna vez he pensado en comerlas sin salsa, pero al final es como los filetes rusos, no????

    Un besazoooooooo guapa!

    ResponderEliminar
  5. Anda, enséñanos tu sofá, porfa porfa!
    Las albóndigas buenísimaaaas, pero sin papitas o arroz las veo desnudas. y la salsita imprescinble para rebañar. como dices tú, ñaaaaam!

    ResponderEliminar
  6. el toque de mi madre: un chorreón de cognac!

    por cierto la carne la picas en la thermo?

    ese sofá es lo más chic, y cómo lucen las albondiguillas!

    ResponderEliminar
  7. Marta que gran descubrimiento, me encanta tu blog, voy a ponerme a curiosear a fondo, por cierto unas fotazas impresionante, ya veo que le sacas partido a tu Nikon :)
    Un saludo
    Alfonso

    ResponderEliminar
  8. Te mandaré esa foto para que veas que no hace mella (y ahora el secreto: no pruebo nada de lo que hago, paso más hambre que Victoria Beckham...)

    ResponderEliminar

CUÉNTAME...